Image

Colposcopía

La colposcopia es un procedimiento para examinar de cerca el cuello uterino, la vagina y la vulva en busca de signos de enfermedades. Durante la colposcopia, el médico utiliza un instrumento especial llamado «colposcopio».

Se recomienda una colposcopia si el Papanicolaou arroja un resultado anormal.

Si se encuentra una zona de células inusuales durante una colposcopia, se puede tomar una muestra de tejido para un estudio histopatológico (biopsia).

Existen 2 tipos de biopsias: Una consiste en extraer tejido del exterior del cuello uterino. La otra consiste en extraer tejido del interior de la abertura del cuello uterino. A veces, es necesario hacer más de una biopsia.

Una colposcopia y una biopsia tardan apenas 5-10 minutos y se utiliza para diagnosticar lo siguiente:

  • Verrugas genitales
  • Inflamación del cuello uterino (cervicitis)
  • Cambios precancerosos en el tejido del cuello uterino
  • Cambios precancerosos en el tejido de la vagina
  • Cambios precancerosos de la vulva

¿Qué sucede durante una colposcopía y una biopsia?

El paciente se acuesta en una camilla como si fuera a hacerse un examen pélvico.

Posteriormente se introduce un espéculo en la vagina y lo abre. Esto separa las paredes de la vagina para que pueda verse bien el cuello uterino. Se lava el cuello uterino con una solución similar al vinagre. De esta manera es más fácil ver las células anormales.

A continuación, se observa el cuello uterino a través de un colposcopio, un instrumento que parece un par de binoculares sobre una base, con una luz brillante.

Previo a la realización de una colposcopía se recomienda que la paciente no esté en su periodo menstrual y además no haberse hecho duchas vaginales, haber usado tampon o tener relaciones sexuales 24 horas antes de la toma de muestra

Procedimientos:

  • Cono cervical
  • Crioterapia
  • Láser
Image
Contáctanos
Puedes agendar tu cita por medio de este formulario, así como hacernos llegar tus comentarios o dudas.